¿Cómo elegir una motoazada?

Cuando se tiene un jardín o terreno grande, puede ser interesante adquirir una motoazada. Las herramientas manuales como las azadas, las palas o los rastrillos son muy útiles, pero si tenemos una gran superficie de terreno que tenemos que trabajar, nuestra espalda puede sufrir mucho.

Una de las cosas que tenemos que intentar es trabajar con herramientas que nos faciliten el trabajo, siendo la motoazada una de ellas. Pero, ¿Cómo elegir una?

¿Qué es una motoazada?

Se trata de una maquinaria de jardín similar al motocultor, pero que está más pensada para trabajar en jardines medianos (hasta 400m2) en lugar de grandes. Gracias a ella, podrá remover la tierra en profundidad, lo que le permitirá preparar mucho mejor el terreno y abonarlo.

A diferencia del motocultor, está impulsado por un motor, que puede ser eléctrico, de gasolina o de gasóleo. Las fresas son las que generan el avance de la máquina; y cuanto mayor sea su número, más capacidad tendrá para remover la tierra.

Se le puede acoplar un pequeño remolque con ruedas, que servirá para trasladarla a su sitio.

¿Cómo elegir una motoazada?

  • Motor eléctrico: no requiere mantenimiento, además genera menos ruido y vibraciones. Pero su potencia es limitada, por lo que es más adecuado para pequeñas superficies.
  • Motor de explosión: puede ser de gasolina o diesel. El primero tiene un arranque sencillo, pero el motor diesel, aunque es más caro, tiene una vida útil más larga.
  • Número de fresas: cuantas más tenga, mayor será su capacidad para remover la tierra. Así, si tenemos un suelo calcáreo que además está erosionado, será más útil poner 6 fresas en lugar de 4.
    arranque: puede ser de arranque manual o eléctrico. Este último es bloqueable y, por tanto, más cómodo.
  • Motocultor para huertos medianos

Esperamos que estos pequeños consejos te ayuden a elegir la motoazada más adecuada para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *