Bailarinas: diferentes tipos y cómo llevar estos zapatos de mujer

Las bailarinas son uno de los estilos de calzado femenino más populares en la temporada de primavera/verano. No es de extrañar, dado lo fresco que resulta tener la parte superior de nuestros pies al descubierto. Por no hablar de lo flexibles que son y lo bien que se adaptan a nuestros pies, lo que las hace perfectas para los meses más cálidos. En este artículo de De Flores y Floreros te explicamos todo lo que hay que saber sobre este singular estilo de zapato, los diferentes tipos y todos los conjuntos con los que van tan bien.

La historia de las bailarinas

A pesar de su nombre, este tipo de zapato no procede directamente del mundo del ballet, sino que su nombre se debe a su parecido con el calzado que se utilizaba en los espectáculos de danza de la época. Sin embargo, a pesar de sus similitudes, se trata de dos tipos de calzado diferentes y fácilmente distinguibles, ya que las zapatillas de bailarina presentan las inconfundibles cintas que están ausentes en los zapatos que vemos hoy en día.

La ambigüedad sobre su origen es la razón por la que estos zapatos han recibido diferentes nombres. Por ejemplo, en España se suelen llamar «manoletinas» en referencia al torero Manolete, que mandó hacer unos zapatos muy parecidos para sus corridas en los años 40.

Incluso el estilo de zapatillas de ballet con una tira en el empeine, conocido como «merceditas» en España, recibió su nombre de la consorte del rey Alfonso XII, la reina Mercedes de Orleans, conocida popularmente por el apodo humorístico de «Merceditas». Esto demuestra que en el siglo XIX ya era un estilo de zapato comúnmente usado, y que era adoptado por diferentes clases sociales (desde la burguesía hasta la realeza).

Un sinfín de nombres para un mismo tipo de zapato, caracterizado por su flexibilidad y comodidad, así como por su versatilidad para ser usado en cualquier entorno. Esto explica por qué estos zapatos de mujer, con tanta historia a sus espaldas, siguen siendo tan relevantes hoy en día. A continuación, veremos con más detalle qué tipos de bailarinas existen.

¿Qué tipos de bailarinas existen?
La larga historia de este tipo de calzado femenino ha dado lugar a diferentes variedades. Los principales estilos son:

  • Bailarinas clásicas
  • «Manoletinas
  • Bailarinas peep toe
  • Bailarinas con correa al tobillo
  • Bailarinas con tira al tobillo
  • Bailarinas con hebilla
  • Bailarinas con tacón
  • Bailarinas con punta

Bailarinas con correa en el empeine («Merceditas»)

Las zapatillas de ballet clásicas están abiertas para dejar al descubierto el empeine, una característica común de este tipo de calzado. Las Manoletinas destacan por su gran flexibilidad, y suelen ser bajas sobre el empeine con forma redondeada. Los peep toes se caracterizan por tener los dedos abiertos, mientras que las bailarinas con correa al tobillo tienen una sujeción más firme en el tobillo, a menudo en forma de correas o cintas. De hecho, las zapatillas tienen muchas formas creativas, con distintos elementos estructurales (el tacón o la forma de la punta), adornos y combinaciones de colores, que se unen para crear una gama interminable de opciones.

Con qué combinar las bailarinas y cuándo llevarlas

La versatilidad es el sello de las bailarinas. Puedes llevarlas con:

  • Pantalones ajustados o sueltos
  • Vaqueros
  • Faldas y minifaldas
  • Vestidos y minivestidos
  • Blusas

Con qué las llevas depende del estilo o el ambiente que elijas. Por ejemplo, si quieres tener un aspecto informal pero elegante, llevar tus bailarinas con vaqueros para mostrar tus tobillos es una combinación muy popular. Para estilos informales, las bailarinas de punta cuadrada son una opción habitual; dependiendo de lo formal o informal que quieras parecer, puedes elegir adornos o colores llamativos.

Para un estilo más formal, una gran alternativa es optar por unas bailarinas con punta para un look más elegante; esta forma ayudará a estilizar tu figura. Las zapatillas de ballet con tacón también pueden darte un toque más formal. En este caso, los adornos como las hebillas o los lazos exagerados en la puntera también son útiles para añadir un plus de estilo. Lo mismo ocurre con el color: el negro y los tonos sobrios son más adecuados para los ambientes formales, aunque las bailarinas son tan versátiles que puedes añadir salpicaduras de color sin sacrificar la elegancia.

En definitiva, las bailarinas ofrecen multitud de opciones. Lottusse también dispone de diversas variantes de este tipo de calzado. Si quiere comprar bailarinas, encontrará numerosas opciones en nuestro catálogo: de piel de becerro, de cabra, con tacón, planas, tejidas, con punta redonda o puntiaguda, y muchas otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *